Just Cause 3

Just Cause 3

El juego más ridículo, irreal, caótico y explosivo del año

Just Cause 3 es un Just Cause 2 llevado al extremo: nos encontramos ante el juego más ridículo (en el buen sentido), irreal, caótico y explosivo de la presente generación de videojuegos. ¿Buscas un argumento profundo que hable de la condición humana? Este no es tu juego. ¿Buscas atar a vacas en molinos para torturarlas sin motivo? Sigue leyendo. Ver descripción completa

PROS

  • Diversión explosiva
  • Herramientas geniales
  • Te permite exprimir tu imaginación

CONTRAS

  • La Campaña
  • El Spawneo de enemigos
  • Control de vehículos

Bueno
7

Just Cause 3 es un Just Cause 2 llevado al extremo: nos encontramos ante el juego más ridículo (en el buen sentido), irreal, caótico y explosivo de la presente generación de videojuegos. ¿Buscas un argumento profundo que hable de la condición humana? Este no es tu juego. ¿Buscas atar a vacas en molinos para torturarlas sin motivo? Sigue leyendo.

El videojuego favorito de Michael Bay

La trama de Just Cause 3 es una excusa para que destruyas lo que quieras. Debes eliminar al dictador y general Di Ravello de la nación ficticia de Medici, en la Mediterránea. ¿Tus herramientas para ello? Un gancho multi-usos, un paracaídas infinito que siempre puedes utilizar y un traje aéreo que te permitirá volar indefinidamente por el extenso mundo del juego.

Just Cause 3 es una película de Michael Bay continúa: te diriges a una base enemiga para destruirla mientras pilotas una avión. Lanzas misiles que atraen la atención del enemigo. Te atacan con helicóptero. Sales de tu avión en el aire, planeas y atrapas a un helicóptero con el gancho. Echas al piloto de una patada y estrellas el helicóptero contra la base. Todo explota. Y así prácticamente cada minuto del juego.

Te divertirás más en Just Cause 3 cuanta más imaginación le eches. ¿El enemigo va a por ti en paracaídas? Usa el gancho para llegar hasta ellos y lanzarlos al vacío. ¿Te has quedado sin munición? Dirige un bidón de explosivos hacia el grupo de enemigos… o al revés.

Just Cause 3 es como Just Cause 2 incluso en lo negativo. El juego se ha centrado tanto en crear un mundo abierto para tu disfrute y deleite que al final se ha olvidado en construir una Campaña interesante. Las misiones y la historia son aburridísimas; querrás pasártelas cuanto antes para seguir desatando caos en Medici.

El control de los coches, y de los vehículos sobre ruedas en general, ha empeorado (¡y eso que en JC 2 ya era deficiente). Tendrás la sensación de conducir en una superficie pegajosa; girar es un auténtico horror. Al final preferirás mil veces explorar el aire.

Otro problema molesto de Just Cause 3 es el “spawneo” de los enemigos. En muchas ocasiones hemos limpiado una zona de enemigos, nos hemos dado la vuelta, hemos caminado unos pasos y, ¡magia!, los enemigos han vuelto y vuelven a dispararnos de nuevo.

Algunos problemas gráficos

Medici tiene el mismo tamaño que el mapa de Just Cause 2 pero es más variado en localizaciones y Avalanche, su desarrolladora, ha introducido la verticalidad.

A nivel gráfico, tu experiencia cambiará dependiendo de tu tarjeta gráfica. Si tienes una tarjeta Nvidia, disfrutarás de un rendimiento estable. Incluso con un PC de gama media, no sufrirás ralentizaciones en los momentos más espectaculares.

Pero la situación empeora si tienes una tarjeta gráfica AMD. Las texturas no se cargan adecuadamente o aparecen de repente. El juego se puede bloquear en cualquier momento o los tiempos de carga duran hasta el infinito. Avalanche es consciente de la situación y ha prometido arreglarlo cuando antes.

Un juego ideal para destructores

Just Cause 3 es para Far Cry lo que Saints Row es para GTA: diversión exagerada y explosiva. ¿Buscas eso? Entonces JC 3 te encantará. Solo un consejo: intenta pasarte la Campaña cuanto antes para que nada se interponga entre el caos y tú.

Just Cause 3

Descargar

Just Cause 3